PAZ, AMOR Y FELICIDAD.

PAZ, AMOR Y FELICIDAD.

PAZ, AMOR Y FELICIDAD.Tres hermosas palabras en las que casi nunca nos paramos a reflexionar. Estas Navidades son un buen pretexto para que lo hagamos.

No hace falta ser religioso para tener sentimientos, y está más que demostrado que por estas fechas el Espíritu de la Navidad toca en los corazones de  casi todos los habitantes de la tierra, sean de la raza y credo que sean.

El verdadero Amor empieza por saber amarse a uno mismo para poder amar a los demás, ese amor  infunde la Paz en nuestras almas, y esa Paz interior es la que nos conduce a la Felicidad que en definitiva es el Sueño  de todo mortal.

Permitirme recordaros que por desgracia hay muchas tragedias, muchas guerras, mucha hambre  en el mundo y que muchos seres humanos están sufriendo, es terrible, los gobiernos no hacen nada por evitarlo y nosotros como individuos somos una gota de agua en el mar, o un grano de arena en el desierto. Pero eso no es escusa.

Seguro que cuando estemos haciendo la compra para estas Navidades, estos problemas ni se nos pasan por la cabeza ¿O si?

Si eres una persona a la que el Espíritu de la Navidad  si le afecta, te pido que apeles a esos sentimientos de Paz y de Amor y pienses que quizás no necesites comprar tanto “marisquito o Salmón, o besugo, o cordero, o ese vino tan caro o ese postre tan maravilloso y sepas y quieras prescindir un poquito de “ese tanto” y con eso, comprar alimentos para tanta y tanta gente que de verdad lo necesita. Bancos de Alimentos y O.N.G saben muy bien como y con quien hay que compartirlos.

Que el Espíritu de la Navidad  anide  en vuestros corazones y que esa Paz, ese Amor  y esa Felicidad, vuestro generoso corazón, sepa compartirlos con todos los que le rodean

PAZ, AMOR Y FELICIDAD.
PAZ, AMOR Y FELICIDAD.

About the author: Francisco Gómez Canella

Deja un comentario