LOS PEQUEÑOS GRANDES PLACERES DE LA VIDA

LOS PEQUEÑOS GRANDES PLACERES DE LA VIDA

bLOG DEL LIBRO DESPÌERTA

 

Al levantarme temprano esta mañana  y dar gracias por este nuevo  y maravilloso día que me ha sido regalado, algo dentro de mí ha hecho que hoy me sintiera especialmente feliz, y ese algo ha sido ni más ni menos que hoy, no sé porque, he valorado como nunca esos pequeños  placeres que la vida pone cada día delante de nosotros para que nos ilusionemos con ellos en lugar de verlos como pequeñas cargas que debemos saber sobrellevar.

Acompañar a un ser querido para renovarse el D.N.I y pasear con el mientras admiráis el maravilloso día que hace.

Acercarte al super de turno y disfrutar haciendo la compra, mientras vas haciendo comentarios al pasar por los distintos viales de productos que te apetecería comprar pero que por recomendación médica te están totalmente prohibidos, y con alegría porque estas vivo te conformas con esa pechuga de pollo o pavo baja en sal, por eso de la presión arterial, coges un producto prohibido, se lo enseñas a tu compañer@, reís de buena gana y lo vuelves a poner donde estaba, valoras más el que no te perjudique la salud que las ganas que te produce al verlo, ya que lo que quieres es cuidarte para los que te quieren; ya tendrán los gusanos o el fuego tiempo de meterte mano.

Llamas a un ser querido que por circunstancias de la vida lo está pasando mal y te alegras al oír decir que ha pasado buena noche y que no tiene dolor, pero sabes que irremisiblemente más bien antes o después, pronto te dejará. Agradeces al Todo Poderoso que no sufra y valoras tu propia vida como ese gran tesoro que es y agradeces seguir viviendo feliz.

Y todo lo que puede parecer una imposición o una carga diaria se convierte en pequeñas acciones que te apetecen realizar porque las haces en compañía de un ser querido, o porque a tu lado o muy dentro de ti, te acompaña ese ser que supo hacerte feliz y que por amor es imposible que se separe de ti porque formáis un solo ser inseparable.

Si amig@s, estos son algunos de los pequeños grandes placeres de la vida que nos demuestran que estamos vivos y nos dan alegría y fuerza para vivir felices.

Os animo a que veáis las cosas desde este punto de vista, no existen problemas, existen situaciones que con alegría hay que ir venciendo. Las situaciones las convierte nuestra mente negativa en problemas y esos problemas crean preocupaciones y las preocupaciones solo acarrean problemas de salud, tanto físicos como psíquicos.

Si una cosa que te preocupa tiene solución,  actúa y lucha por  conseguir la solución  y si…….. no tiene solución…… para que te preocupas.  Ocúpate de las cosas, pero no te preocupes por ellas.

Os deseo a tod@s un maravilloso día desde  Alicante. Y como siempre….

Deciros que os quiero  porque sois parte de mi felicidad.

 

 

 

 

About the author: Francisco Gómez Canella

Deja un comentario