AGUILA 2

UN ENCUENTRO INESPERADO.

UN ENCUENTRO INESPERADO

 

Hace unos días, mí mujer y yo nos encontrábamos en la estación de tren de Alicante esperando a unos amigos que venían de Madrid, cuando se nos acercó una pareja y ella me dijo:

—Francisco, ¿podrías decirme con cuál de las reflexiones  que hasta ahora has publicado en Facebook te quedarías?

Supuse que sería alguna de las personas que me siguen en las redes sociales y que por la pregunta le gustaba lo que escribo, así que le contesté:

—Primero, si no te importa, quisiera saber si has leído lo que tengo publicado hasta ahora.

—Por supuesto, he leído DESPIERTA y Mensajes Anónimos y estoy deseando que salga El mundo onírico de Blanca para leerlo, porque la de Mensajes Anónimos me supo a poco.

Reflexioné unos instantes antes de poder contestarle. Todo lo que escribo lo hago con el corazón y en ese momento no sabía por cuál decidirme. Sin embargo lo hice y respondí:

—Es difícil escoger una, pero la que creo que tuvo más aceptación fue la de Un día de estos.

Os la recordaré decía:

Curiosa expresión La de «un día de estos»

Seguro que en más de una ocasión os habréis encontrado con una persona a la que hace tiempo no veíais. La saludáis con euforia, En tres minutos pretendéis contaros que ha sido de vuestras vidas durante tanto tiempo, las dos vais con prisa, así que os despedís con el consabido «llámame un día de estos» o «te llamo un día de estos» y quedamos para hablar, me apetece mucho volver a verte.

La última vez que me ocurrió esto con un antiguo conocido le dije.

–Perdona José, llevo años buscando el famoso día «un día de estos» en mi agenda y nunca lo encuentro. Encuentro todos los días del mes, pero este no me aparece ¿qué tal si quedamos para el jueves de la semana que viene?

Decir un día de estos, es lo mismo que decir NUNCA, ya que no existe.

Un día de estos, te llamo.

–Un día de estos, me pondré a estudiar.

–Un día de estos, iré a verte.

–Un día de estos, me pondré a terminar este proyecto.

–Un día de estos, le diré que le quiero.

–Un día de estos, pediré perdón.

Piénsalo bien, lo que estás diciendo con  «un día de estos» es:

–Nunca te llamaré.

–Nunca me pondré a estudiar.

–Nunca iré a verte.

–Nunca acabaré este proyecto.

–Nunca le diré que le quiero.

–Nunca pediré perdón

Un día de estos, un día de estos, un día de estos. ¡Coño!, deja de divagar, céntrate de una vez  y pasa a la acción YA, Toma decisiones y enfócate en algo concreto, no sea que UN DÍA DE ESTOS, acabes por darte cuenta que eres un indeciso que está consumiendo su vida sin saber ni a donde va.

Es bonito y gratificante saber que lo que uno hace puede llegar a ayudar y gustar a alguien, pero más bonito es aun que te lo digan y agradezcan.

Desde aquí quiero agradecer a todas las personas  que día a día, están desde el anonimato, dándome ánimos para que continúe escribiendo para ellos. Y para los que acabáis de leerme por primera, vez os dejo el enlace donde podéis entrar para conocerme un poco mejor.   www.franciscogomezcanella.com

About the author: Francisco Gómez Canella

Deja un comentario